Escuela de salsa en Malaga

Pues mira Antonio, no, a mí no parece bien que Google sea tuyo y que en Málaga, si alguien quiere aprender a bailar salsa, por narices se tenga que apuntar en tu academia de ritmos latinos.

Tú estás monopolizando el sector y te he dicho un montón de veces que los monopolios nunca traen nada bueno. Porque claro, lo tuyo es ir de soy un pobre currito y que tal y que cual, pero luego –a la hora de la verdad- actúas como cualquier otra gran multinacional.

¿Pero tú de verdad te crees que eres Google, Yahoo, Menéame o Facebook, y que puedes ir por ahí comprando la ciudad de Almería sin más, de la noche a la mañana?

No, Antonio, tú eres el capitán de tu alma, el dueño de tu destino, nada más que un pequeño informático y profesor de salsa sin titulación. Ni siquiera acabaste la carrera de Derecho.

¿Pero cuándo te vas a enmendar? Eres semicentenario, semimarroquí y capricornio de cuerno único. ¿Tú crees que puedes seguir así mucho tiempo más?

Deja ya de tocarle los monopolios a la gente y sindícate tú también con el resto de profesores mariconcetes de salsa de Málaga.

Después de todo, últimamente tomas gintónic con pepinos, te compras táblets y haces mariconadas en clase como mover los hombros y el culito siempre que te lo pido.

En el fondo, eres uno de ellos y lo sabes.

Y ahora en serio:

En nuestra escuela de baile ofrecemos una experiencia integral que va más allá de simplemente enseñar pasos de baile.Contamos con una combinación de instalaciones, personal cualificado, programas de enseñanza bien estructurados y una atmósfera positiva.

Instalaciones adecuadas. Un espacio de baile amplio (preferimos grupos reducidos) un suelo adecuado para la práctica segura de diferentes estilos de baile.

Profesionales cualificados. Con conocimientos sólidos en la disciplina que enseñan y habilidades pedagógicas para transmitir eficazmente ese conocimiento.

Especialización en salsa por niveles de habilidad. Ofrecemos clases desde principiantes hasta niveles avanzados en función de los diversos niveles de experiencia.

Programa de enseñanza estructurado con un plan de estudios claro y bien diseñado que abarque desde los fundamentos hasta técnicas más avanzadas y una progresión gradual que permitir a los estudiantes avanzar de manera gradual para que construyan habilidades de manera sólida y progresiva.

Clases para todas las edades entre los 18 y los 70 años, adaptando el enfoque y la metodología según la edad para mantener el interés, la participación y las ganas de divertirse en clase.

El mejor horario: siempre por la noche.

Ambiente positivo y motivador con un clima acogedor que fomenta un ambiente donde se aprenda a bailar de una forma cómoda y motivada para aprender y un feedback constructivo, Proporcionando retroalimentación de manera constructiva para estimular el crecimiento y la mejora continua en el baile.